see-berlin: qualifizierte Führungen in Berlin und Potsdam zu Gesellschaft, Architektur, Kunst und anderen Themen.

.

deutschenglishfrançaisitalianoespañolporutguêsrusskij

Hannelore Fobo - sightseeing in Berlin + Potsdam - Stadtführungen auf deutsch sightseeing in English visites guidées en français
visite guidate in italiano visitas guiadas en español visitas guiadas em português ekskursii po-russkij


Berlín - rincones y puentes


Osthafen - Puerto del Este con el "molecule man" de Jonathan Borofsky

 www.see-berlin.de Hannelore Fobo <halo.fobo@t-online.de>     >>página española>>

Soy de rincones y puentes ....... por Tula García de Leite-Perry   ........ Fotografías: Hannelore Fobo

home

galeria de fotografías

programas

7 x Berlín

Berlin cura otra des sus heridas

comentarios de nuestros clientes

contacto

copyright

.


el barrio de Kreuzberg
el barrio de Kreuzberg

No dejo de sonreírme todas las veces que escucho la acostumbrada intención de “descubrir Berlín solo”. Yo espero: no suele tardar mucho la siguiente ronda…la de preguntas.
Al día de hoy ya ni tan siquiera me sorprendo ante la sorpresa que pueda producirme esta ciudad. Diría más, y es que el día que deje de hacerlo probablemente haya terminado todo lo que tengo que hacer aquí.

Kreuzberg
Kreuzberg

Soy de rincones, de paredes y de escaleras, de tejados y de antenas, y de todos los cafés sin nombre que se descubren para disfrutarlos un momento con la seguridad de que el café se bebe y el momento se esfuma. Con lo poco dicho creo que cualquiera puede imaginar que no soy yo de aquellas personas que se mete como primera cosa en un museo (Dios mío, son demasiados) o ya en la terminal anda con la guía recolectando datos históricos o monumentísticos (no me acordaría de los nombres). Ya desde la primera vez, unas cortas vacaciones de gélido invierno, intuí, fíjate, que tendría tiempo para conocer Berlín.
Berlín…

Oberbaumbrücke
Oberbaumbrücke

-“Pero es que Berlín no tiene centro (soy yo la que responde ahora a los nuevos curiosamente), ni calle de…”
-“un momento, un momento… ¿cómo que no?”, me dice Elena mientras remueve su café ya por octava vez “Y Mitte qué es?”.
(…)
Bueno si, supongo que una “Mitad” si tenemos, vaya, pero centro… Después de discutir largamente qué es el centro de Berlín, cuál era y cuál será, convenimos en que en Berlín todo cambia y poco permanece, no al menos por mucho tiempo. Los barrios cambian y los cafés se esfuman, los clubs se mudan y la gente transita. O quizás sea ella la que nos transita tranquila y en constante movimiento, paradoja siempre Berlín.

Wagenburge
Wagenburger

Pero qué podríamos contar de Berlín a los que nada saben, qué de todo lo que aquí se hace en arte, música… pensamos ya absortas en recuerdos abstractos de lo que parece que fue hace una eternidad y no hace tanto (no quiero saber lo que sentirá el que viera caer un muro), contar de lo que aquí se hace en materia artística, musical… a parte, claro esta, de tumbarse al sol en Treptow (qué bonito el monumento soviético y qué fresquito), aventurarse en cualquier See cargadas de bocadillos (lagos, pero tan grandes que parecen mares), y por supuesto, visitarse todos los mercadillos de Domingo en los que rematar ya nuestra maltrecha economía.

nenúfares en el Tiergarten
nenúfares en el Tiergarten

La cuarta Bienale de Berlin, exposición de arte grande donde las haya, que pasó por Auguststrasse ocupando galerías, iglesias, cementerios y hasta salones privados. Con sus video instalaciones y performances, repartió los recuerdos de lo que una vez estuvo o pudo haber estado en sonidos y besos que duraron horas, y que a todos los que no juzgamos nos dejó la sensación de que se hablaba de lo nuestro.
A la “Melancholie” imperante en la temática de este año, venida directa de Paris y que aquí arrasó records de público como exposición de arte temática, a esa si se la llevó el fútbol.

aficionados alemanes
aficionados alemanes

Con el buen tiempo Brasil y todos sus representantes musicales se presentaron en Berlín enarbolando la copa de la cultura, y ya mecidos por Gilberto Gil y saltando a Naçao Zumbi, seguimos de barbacoa en barbacoa atentas todavía a las últimas inauguraciones. Próxima parada Japón, como nuevo tema de la Neue Nationalgalerie (la Nueva Galería Nacional, para entendernos) y sustituyendo a la concurridísima Melancolía, y aprovechando la tregua del vacío que aventuramos habrá durante algún partido de fútbol, que luego siempre nos toca comernos la cola del último día. Demasiado que ver, mucho que hacer.
Engelbecken
Engelbecken entre Kreuzberg y Mitte
No bien terminó el Karneval der Kulturen (Carnaval de la Cultura ) y ya estábamos metidos de lleno en la Fete de la Musique (lo mejor, y perdónenme los que disponen de escenario, son los espontáneos de los parques: nunca soñé con ver tan buenos conciertos sin flyer), pasamos brevemente por Bergmanstrasse en el barrio de Kreuzberg y ya estamos de Fusion, el Sonar berlinés, uno de los festivales musicales más fuertes de por los alrededores. Pero si todo fuera pararse ahí, si después nos plantamos en la recién recuperada Love Parade y el Christopher Street Day como día del orgullo Gay.


el Maifeld del Estadio olímpico

Veranito duro donde los haya en el que yo, personalmente, me apeo de la idea de meterme en cualquier club, oye, que para eso ya llegará el invierno.
Lo dicho, demasiada melancolía la de este invierno que a mi, personalmente, me ha dejado mas que nunca la sensación de que todo convergía en Berlín como representativo del momento que se vive, como reflejo, de todos esos cambios y todo ese devenir que sólo aquí se hace tan patente y tan seguro en la rutina del “no hay rutina”.

Palast der Republik
Palast der Republik desmontado

Y como telón de fondo nuestro “Palast der Republik”, ya un poco nuestro si bien nada tengamos que ver con Ossis (la gente de la desparecida RDA) y Wessis (los de la otra Alemania), y nos hallemos metidos en ese porcentaje incalculable de un 20% de extranjeros o no nacidos en Alemania, berlineses como los que más. Así que a mi no me pregunten de tendencias musicales o artísticas imperantes (que las hay pero en nada dependen de un lugar, sino de una globalización imperante que aunque menos, también aquí se hace notar), si en Berlín cabe todo y lo es todo, y se lleva muriendo más de setecientos años para reinventarse cada vez. Pero si quieres unas vistas seguras, déjate apoyar en la barandilla del Modersohnbrücke, mi puente, a que te muerda el naranja de la tarde que aquí es eterna, o súbete al Tacheles…

Palast der Republik
Palast der Republik + DDR

-“…pero antes deja que te explique que eso que están desmontando frente a la catedral no es un edificio de oficinas sino todo un palacio “republicano”, y que lo que hay detrás nada tiene que ver con un parking; un poco de historia para entender Berlin tampoco te vendrá mal”, le explico al recién llegado que pasará los próximos tres meses de prácticas en la habitación del fondo. Y es que al final, hasta yo misma me metí este deambular de gente en casa, haciendo uso del refrán del “si no puedes con ellos...” Vienen y van, como todos en esta ciudad; hasta los hay que se quedaron. Indiferente no dejó a ninguno Berlín.

Pero vamos, yo qué voy a saber…. Si yo me quedé por culpa de un puente.
© Tula García de Leite-Perry , 2006
Fotografías de Berlín:
© Hannelore Fobo 2005/06



 



Berlin entdecken - Discover Berlin - Découvrir Berlin - Scoprire Berlino - Descubrir Berlín - Descubra Berlim - Vidy Berlina

www.see-berlin.de

email: Hannelore Fobo <halo.fobo@t-online.de>



 

Hannelore Fobo, Tel. ++ 4 9 / (0) 3 0 / 7 7 1 8 7 5 6, mobil/cellphone ++ 4 9 / (0) 1 7 7 / 7 7 1 8 7 5 6, Fax ++ 4 9 / (0) 3 0 / 7 7 1 8 6 8 9, email <halo.fobo@t-online.de>


deutschenglishfrançaisitalianoespañolporutguêsrusskij